viernes, 7 de diciembre de 2012

Crónica de LPA Beer Fest,...

Este pasado fin de semana en Las Palmas de Gran Canaria, se celebró Las Palmas Beer Fest, sabíamos que en este tipo de eventos, lo mejor es ir el primer día. No nos equivocamos, ya que cuando llegamos el viernes, aunque había bastante gente aún no había colas ni para entrar ni para pedir cervezas.

Una vez en el interior, nada más entrar por el pasillo de acceso al edificio, nos encontramos con unos cuantos puestos de comida caliente, con pinchos y carne a la plancha que olían de escándalo. No nos entretuvimos demasiado, nuestra meta eran las cervezas,..



Al entrar al edificio, nos sorprendió, la decoración y ambientación, muy adecuada, con amplias mesas estilo Biergarten en el centro y coloridas coronas en el techo. Al lado derecho estaban las barras de cada una de las cervezas que podíamos probar con 2 grifos cada una y arriba un cartel enorme con el nombre y el país de origen de cada una. Según entrabas ibas encontrando, primero las irlandesas Kilkenny y Guinness, luego la danesa Carlsberg, seguida de la checa Pilsner Urquell y para cerrar la italiana Peroni y la canaria Tropical.



En el lado izquierdo había un espacio destinado a coctelería y un puesto de dulcería típica alemana así como perritos, hamburguesas, salchichas y helados, una oferta variada con la que se podía acompañar a la cerveza.



Al fondo del recinto estaba el escenario por el que irían pasando durante el fin de semana los grupos musicales invitados. Nosotros disfrutamos de la actuación de Garbo´s .




Una vez ubicados nos dirigimos a la barra de Kilkenny, allí nos informa que costaban 2 euros pero, primero había que comprar los tickets en la barra de enfrente. Allí fuimos y por fin pudimos disfrutar de esa excelente Irish Draught. Una vez degustado no tardamos en volver a por más tickets y probar la Guinness, la clásica Stout irlandesa. No alegró comprobar que la cerveza fue servida como tiene que ser en este tipo de cervezas, respetando las esperas para formar la espuma correctamente.








Una vez terminadas estas dos cervezas nuestros estómagos nos pedían algo sólido, así que nos dirigimos a buscar algo de comida. Aquí encontramos nuestra primera crítica: el precio de la comida era exageradamente caro. Aún así nos hicimos con unas salchichas, mejor dicho con una sola salchicha, acompañada de una ridícula porción de ensalada alemana y un trozo de pan con queso, que a penas daba para repartir. El precio 4 euros. Para bajar el "platito" de comida nos apetecía una Pils. Nos pareció correcto rendir tributo a la primera Pils del mundo: la Pilsner Urquell. Con ello dimos por terminado nuestro viaje alrededor del mundo cervecero que nos ofrecía el festival.



El festival estuvo, en términos generales bastante bien, ya que podías probar algunas cervezas menos habituales a un precio razonable. Sin embargo, no nos pareció lógico pagar ese mismo precio por cervezas más comunes. Además, en un festival de cervezas internacionales no pueden faltar una muestra de cervezas de dos países tan cerveceros como Bélgica y Alemania, especialmente si se emula un Biergarten alemán y se sirve su gastronomía típica.

No obstante, salimos bastante contentos del festival, esperamos que se repita el año que viene y que se tengan en cuenta nuestra opinión para que el festival vaya mejorando con el tiempo.



Si quieres ver más fotos sobre el evento, puedes visitar nuestra Albúm de Facebook.

Y si estuviste por allí déjanos tu comentario o compártelo en tus redes sociales,... 

Aaah y Muchas Gracias por leernos!.





No hay comentarios:

Publicar un comentario